viernes, junio 19

Bajo las piernas

Hace unos meses vi una pelicula de Almodovar y la verdad me gusto mucho. Es de esas que no son cuentos de hadas...(que me encantan) si no que retratan 5 historias de mujeres... dentro de sus soledades, preocupacion, obsesiones...

En algun momento de la historia quizas viviremos algo semejante... lo importante no es eso, si no como reacciones ante ello y re-dirijas el rumbo de tu vida.

Nunca es tarde....


“Lisboa es rara, Javier. Es una ciudad de la que tengo recuerdos de cosas que no he vivido, pero eso me hace ir despacito, más tranquila, con dos dedos; torpe pero acertando en las letras que quiero dar. Estoy tranquila por fin; al menos ya no siento que me muero por dentro, eso es bueno, ¿no? Y tengo ganas, pequeñas, pero ganas de empezar otra vez y olvidarme de que esta y cualquier ciudad está a veces tan triste como yo;…y notar que estoy cambiando, aunque sólo sea un poco, bueno, si es mucho, mejor. ¿Has visto que egoístas nos volvemos cuando estamos solos? Espero que tu novio el médico tenga cura para el egoísmo, ¿tú crees que nos enamoramos sólo para no estar solos? Yo creo que me he enamorando de un chico, bueno de su cogote, ¡me encanta el cogote de un conductor de tranvía que no conozco![...]Aunque creo que al final los sueños no son más que una excusa, pero una excusa muy gorda; son una excusa para vivir. Por eso a veces también se convierten en la mirada nostálgica de lo que nunca fuimos; ¡qué putada!, Javier: Asumir que nunca serás lo que siempre deseaste, ni esperarlo siquiera, ¡joder!. Deseo, deseo, deseo, deseo… Quiero con todas mis fuerzas ser feliz, y con eso hacer también un poquito felices a los que me rodean, eso es lo que siempre quise. ¡Ay que bien, que bien Lisboa!, Javier...